. . . .
Noticias y crónicas
  Venta de caballos  
Anécdotas   Reglamentos de los concursos  
Entrevistas   Diccionario  
Reportajes   Principales concursos  
18 de Diciembre de 2018
Resultados de consursos
    Artesanos
Chalanes     Sanidad
Criadores y propietarios     Arte
Criaderos     Tienda virtual  



EL NOVILLERO ROMAN COLLADO CORTO UNA MERECIDA OREJA EN LA NOVILLADA QUE DIO INICIO A LA “FERIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS 2013”.
2013-10-27 20:04:16
por: Crónica: Manuel González Delgado. Fotos: Lula Cebrecos.

Mientras que el novillero Rafael Cerro dejó una muy buena carta de presentación y el azteca Juan Pablo Llaguno muy buen corte de torero aunque evidencio su poco rodaje.


Rafael Cerro en un gran lance a la verónica.

Con un poco más de media entrada, lo cual es muy bueno para una novillada en Acho, se lidiaron astados de la ganadería peruana de “Apóstol Santiago”, que en sus diversos matices de bravura en términos generales cumplieron.

El novillero español Rafael Cerro dejó muy claro que ya está puesto para la alternativa sobre todo en su primero de nombre “Galloso” # 76 con 405 kilos de peso, al que recibió muy bien a la verónica aprovechando que el novillo metía muy bien la cara. De muleta esa condición permaneció en los pases iniciales, aunque alguno de ellos carentes de temple, mejorando en la segunda serie donde se centro mejor el torero y con buena técnica, tocando fuerte cuajo derechazos de calidad. Cambió de mano y con la izquierda al natural, el de “Apóstol” se rajo y se fue a tablas, de allí en adelante todo se fue a menos por más esfuerzo que puso el torero, quien finalizó su labor con buenos muletazos por alto dándoles todas las ventajas al burel. Tras media estocada, escucho aplausos.


Un recorte muy torero de Rafael Cerro.

En su segundo salió más arrollador, más en novillero, saludando de capote a “Chicuelo” # 92 con 432 kilos con faroles con las dos rodillas en tierra, para luego con torería sacarlo a los medios flexionando la pierna en cada lance para rematar con una media con las dos rodillas en tierra. Con la muleta gusto mucho el inicio de su labor por alto, llevándose al novillo hacia los medios, instrumentando derechazos aprovechando la buena embestida de “Chicuelo”, aunque también hay que decir, que el novillo salía de la muleta de una manera bastante rara con la cara floja, allí estuvo el merito de su labor en saber darle el sitio entre cada pase para poder ligar. El temple que todo compone, hace que los muletazos sean jaleados con oles, lamentablemente duró poco por el pitón derecho. Expone mucho el torero en el toreo al natural, sacando muletazos de donde no los hay. Una labor muy meritoria que el público reconoce. Remata la faena con pases por alto sin moverse del sitio de mucho valor. Estocada en buen sitio, saliendo a saludar a los medios.


Román bordándolo con la derecha.
El también torero español Román Collado, le tocó en primer lugar el novillo de nombre “Mariscal” # 60 con 407 kilos de peso, que salió suelto de capote y el diestro no lo pudo sujetar, con lances escasos de temple. Sobresalió en un buen par de banderillas el subalterno “Naranjito”. Román, inicia su labor con la pañosa con muletazos por alto sin moverse, sin embargo al ligar la segunda serie por el pitón derecho, entre el viento y que el novillo apretaba, le dio un conato de susto al torero que casi es prendido. Como era lógico cambió de mano y por el pitón izquierdo al natural logra una serie buena rematada con molinetes. Continua, pero ahora nuevamente por el pitón derecho y la faena sube bastante de tono porque además el toro tenía peligro, a pesar de ello, en novillero, bullidor, y con ganas de triunfo, logró cuajar buenas series. Es enganchado de la pierna pero no pasa a mayores. Mucho mérito todo lo que hace porque el ejemplar tenía “guasa”, y lo más importante, estuvo por encima del toro en todo momento. Lamentablemente perdió una oreja tras una estocada baja, previo pinchazo, dando la vuelta al ruedo

Román con oreja cortada a ley.

El quinto de la tarde se llamo “Tornado” # 70 con 408 kilos, al que lanceó muy ceñido a pies juntos por donde se encontraba al novillo que salía suelto, es desarmado al rematar. Se armó un herradero en el tercio de banderillas ante la pésima actuación de los subalternos, en este momento si el novillo tenía que aprender algo malo, allí lo aprendió por la mala lidia. Salía  a por todas Román, comenzando su faena por alto, ciñéndose al toro con mucho valor. El novillo apreta y Román se la juega entero por el sentido que tenía el de “Apóstol Santiago” que lo arrolla al torero llevándoselo prendido casi media plaza, el torero, no se amilana, todo lo contrario, esta enorme, se la juega por ambos pitones para nuevamente ser empitonado y volver a la cara del novillo para exponer aún más, poniendo de pie a los tendidos de sol. Culmina con unas manoletinas donde se pasaba el toro muy cerca de la barriga y un abaniqueo con torería. Una estocada un poco trasera de donde sale por tercera vez arrollado tras el embroque. El novillo vendió con bravura su muerte y Román corta una oreja de ley.


Juan Pablo Llaguno que dejó grata impresión con la derecha

El tercer espada fue el aún poco rodado novillero mexicano Juan Pablo Llaguno, que sin embargo dejó una buena carta de presentación en afición de Lima. Le tocó primero “Silvado” # 74 con 410 kilos, al que no le pudo hacer nada de capa por su poca clase y cometividad. Con la muleta el ejemplar seguía sin tener clase en sus embestidas, pero tampoco tenía malas ideas. El novillo simplemente pasaba por ambos pitones y Llaguno le pegaba pases con bastante pulcritud hasta que es cogido sin mayores consecuencias, insistiendo el torero por el pitón derecho con mucha vergüenza torera y deseos de agradar, lo cual es reconocido por todos, porque eso es lo que se le pide a un novillero. Es prendido nuevamente y tras dos intentos con la espada fue silenciada su labor.


Otro derechazo del mexicano Llaguno.

En el sexto de la tarde, “Toledano” de nombre con 472 kilos y marcado con el número 77, no se le pudo ver de capote porque salía suelto. En la muleta, LLaguno debió apretar mas al novillo bajándole la mano, obligándolo un poco y aprovechar menos los viajes, Como se dice le falto emplearse un poco más y superar el defecto de que el toro era muy mirón pero obediente a los toques. Es aquí donde evidenció su poco rodaje, es un buen novillero, pero esta en camino todavía de estar más cuajado, es lógico y entendible, lo que rescatamos y aplaudimos es su actitud en todo momento, el resto de aprende con el tiempo. Lo mató de una estocada un poco tendida.


Voltereta del triunfador Román.

Plaza de Toros de Acho.

Un poco más de media plaza

27 de Octubre 2013

Novillos de la ganadería de “Apóstol Santiago” que cumplieron.

Rafael Cerro (blanco y plata): Aplausos y Saludos desde los medios.

Roman Collado (azul pastel y oro): Vuelta al ruedo y una oreja.

Juan Pablo Llaguno (tabaco y oro): Silencio en ambos.

Ir al listado de noticias y crónicas
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Tauromaquia
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.