. . . .
Noticias y crónicas
  Venta de caballos  
Anécdotas   Reglamentos de los concursos  
Entrevistas   Diccionario  
Reportajes   Principales concursos  
22 de Junio de 2018
Resultados de consursos
    Artesanos
Chalanes     Sanidad
Criadores y propietarios     Arte
Criaderos     Tienda virtual  



EL GANADO FRUSTRÓ UNA TARDE QUE PROMETÍA MUCHO MÁS...
2013-12-01 20:53:52
por: Luis Miguel León / Fotos: Luis Herencia Sánchez.

Con algo más de tres cuartos de plaza se llevó a cabo la cuarta corrida de abono de la Feria del Señor de los Milagros. Se lidiaron seis ejemplares de hasta cinco ganaderías y de muy dispareja presentación –lo cual como era lógico generó protestas del público-, para Pablo Hermoso de Mendoza, Julián López El Juli, de azul marino y oro y Daniel Luque, de negro y oro.


Pablo Hermoso de Mendoza demostró en su reaparición en Acho por qué es considerado como acaso el mejor rejoneador de la historia del toreo, pues a pesar de las pocas condiciones de su lote, logró emocionar al público limeño a partir de su gran sapiencia y capacidad de doma. Su primero de Vista Hermosa queda descordado y por eso tiene que ser cambiado, saliendo en su lugar un ejemplar de la misma ganadería, que originalmente iba a ser lidiado en cuarto lugar y que, encontrándose un poco atacado de kilos, no se arrancaba con facilidad y no se prestaba para el lucimiento del torero a caballo. Sin embargo, ello no fue obstáculo para que Hermoso de Mendoza se las ingeniera para de a pocos ir logrando que el toro acudiera al encuentro de sus cabalgaduras encelándolo con la grupa. Clava sólo un rejón de castigo para dosificar la fuerza de su enemigo y, luego de ello, echa mano de hasta cuatro banderillas largas y dos pares de banderillas cortas, clavando en todo lo alto y luego ejecutando toreros desplantes, exponiendo en cada ejecución al caballo de turno. Así desfilaron Disparate, Viriato y Pirata, generando el deleite del público y demostrando la extraordinaria cuadra de caballos del torero navarro. Pincha dos veces y luego clava el rejón de muerte algo contrario, con lo cual pierde los trofeos pero aún así recibe una calurosa ovación del público. Su segundo fue un manso de Juan Bernardo Caicedo que miraba permanentemente las tablas y que tampoco brindaba facilidades para su lidia, con lo cual Hermoso de Mendoza tuvo que emplearse muy a fondo –con la gran colaboración de su peón de brega El Grenho, quien estuvo en gran nivel toda la tarde- para encelarlo de a pocos y lograr lo que en un inicio parecía difícil de conseguir: que el ejemplar colombiano acudiera al encuentro del rejoneador y empezara de a pocos a permitir el lucimiento del torero a caballo. Clava dos rejones de castigo y, a partir de allí, empieza la gran demostración de doma del navarro, luciendo a sus caballos y templando a dos pistas. Clava varios garapullos de uno en uno y luego dos pares a dos manos que provocan la algarabía del respetable. Clava arriba el rejón de muerte y a pesar de la insistente petición de toda la plaza, el Juez inexplicablemente decide conceder un sólo apéndice ante la fuerte bronca del público contra la autoridad. Seguramente Hermoso de Mendoza intentará sacarse el clavo en la última de feria.


Si bien Julián López El Juli tampoco tuvo fortuna con el lote que le tocó en suerte, el madrileño demostró sobre todo ante el segundo de la tarde su gran condición de figura del toreo. Recibe a su primer enemigo con lances a la verónica muy apretados –pues el burel se vencía por el pitón izquierdo-, siendo rematados con una media. Luego de un puyazo breve de César Caro, ejecuta El Juli un quite por chicuelinas pasándose al toro muy cerca. Inicia el diestro reposadamente su labor de muleta con muletazos por bajo con la derecha y tocándolo fuertemente para lograr la acometida del ejemplar de San Esteban de Ovejas. Instrumenta algunos derechazos lentísimos y con mucho temple, pero la mayoría del público no termina de entender la importancia de la faena. Intenta por el pitón izquierdo y, a pesar de ser éste el lado más complicado del toro, de todas formas el madrileño logra una serie de gran calidad y mucho mérito. Mata de una estocada entera y un descabello, siendo reconocida la labor del torero sólo por algunos entendidos que lo saludan con tibias palmas. Sale el quinto y desde que pisó el ruedo acusó sus pobres condiciones y el peligro que entrañaba este ejemplar. El toro es probón y hace extraños por ambos pitones, por lo que poco había que hacer con él. Clava Dennis Castillo dos extraordinarios pares de banderillas, demostrando el gran momento por el que atraviesa el subalterno nacional. Intenta El Juli  algunos muletazos de tanteo, pero el ejemplar colombiano de Vista Hermosa empezó a desarrollar mucho sentido y con ello poco o nada podía hacer el diestro para intentar agradar, por lo que acertadamente decide abreviar. Clava una estocada entera pero ésta no logra hacer mayor efecto y por eso El Juli toma la espada de descabello, con la cual no está nada acertado. Luego de seis intentos dobla el animal y la labor del diestro es silenciada aunque con algunos pitos de cierto sector del público.


Daniel Luque salió a demostrar su gran momento y a intentar repetir el gran triunfo del año pasado, que le valiera para hacerse acreedor del Escapulario de Oro del Señor de los Milagros en esa oportunidad. Recibe a su primero con algunos lances de tanteo que fueron rematados con un precioso recorte de estilo antiguo. Tras dos breves puyazos, Luque ejecuta un quite por verónicas sólo por el lado derecho -que era el mejor pitón del toro-, rematado preciosamente por el sevillano. Brinda al público y empieza su faena con un par de pases de tanteo, para luego sacar al animal de las tablas para romper su querencia. Tras ello, Luque instrumenta varias tandas de derechazos de enorme factura. Intenta por el pitón izquierdo y, a pesar de no ser éste el mejor lado del toro, de todas formas el sevillano logra una serie de gran calidad. Luego se adorna cambiando sucesivamente de mano la muleta por la espalda de derecha a izquierda. Falla con los aceros y por ello, tras un pinchazo arriba y una estocada caída, el diestro se debe contentar con una ovación que se ve obligado a agradecer desde el tercio. El sexto realmente estuvo muy pobremente presentado y fue un manso de solemnidad desde su salida, por lo que a partir de ello, poca cosa podía hacer el fino torero sevillano para intentar cosechar un triunfo. El público protesta por el escaso trapío del toro y por eso prácticamente se desentendió de la actuación del diestro, ello aunado a la inexistente calidad del astado, por lo que el torero decide abreviar. Mata de una estocada entera, siendo silenciada su labor.

 

Finalmente, a continuación una breve síntesis de los ejemplares que se lidiaron en la corrida del día de hoy:

TORO N°

NOMBRE

COLOR

PESO

MATADOR

GANADERÍA

1

215

“Parrillero”

Negro

502

Pablo Hermoso de Mendoza

Vista Hermosa

1

193

“Trueno”

Negro

610

Pablo Hermoso de Mendoza

Vista Hermosa

2

173

“Joyero”

Negro chorreado

508

Julián López “El Juli”

San Esteban de Ovejas

3

276

“Dorado”

Negro

512

Daniel Luque

Veracruz

4

279

“Mezquino”

Negro

492

Pablo Hermoso de Mendoza

Juan Bernardo Caicedo

5

225

“Cuproso”

Negro

624

Julián López “El Juli”

Vista Hermosa

6

135

“Barrerito”

Negro listón

502

Pablo Hermoso de Mendoza

San Simón

Ir al listado de noticias y crónicas
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Tauromaquia
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.