. . . .
Noticias y crónicas
  Venta de caballos  
Anécdotas   Reglamentos de los concursos  
Entrevistas   Diccionario  
Reportajes   Principales concursos  
22 de Setiembre de 2018
Resultados de consursos
    Artesanos
Chalanes     Sanidad
Criadores y propietarios     Arte
Criaderos     Tienda virtual  



LA GANADERIA DE “CAMPONUEVO” COMO TODOS LOS AÑOS EN MAYO CELEBRO LA FESTIVIDAD DE “LA CRUZ DEL TOREO DE CAMPONUEVO” EN UN AMBIENTE DE PRIMERA.
2016-05-30 22:12:29
por: AFICIONPERU - FOTOS: AGUSTIN CARBONE - MANUEL GONZALEZ

Esta hermosa festividad donde se congregan la hermandad de la Cruz del Toreo e invitados, siempre está llena de torería, porque en “Camponuevo” hasta el aire es torero. 

Por: Manuel González Delgado.

La tan esperada y querida festividad, se celebró el pasado sábado 28 de mayo en la ganadería de “Camponuevo” de propiedad del maestro Rafael Puga y su esposa Susy Aramburú de Puga, anfitriones de primera y que agradecemos el cariño y la gentileza con la que siempre somos recibidos todos los hermanos de “La Cruz del Toreo”.

Ni bien uno llega, el ambiente, de la que una vez denominamos a esta finca, “El Santuario del Toro Bravo en el Perú”, hace que uno respire un aire con la fina y pura esencia que allí, se crían toros de lidia y caballos peruanos de paso.

El inicio es siempre agradable, el reencuentro con buenos amigos, la tertulia de toros y de caballos, y por supuesto, el tema cumbre, fue hablar con orgullo del diestro Andrés Roca Rey, al final de cuentas, allí se hizo, allí firmó su primer contrato cuando apenas tenía siete años.

Todo se va preparando durante la mañana, los amigos van llegando, mientras que en el jardín, se ultiman todos los detalles para la romería hacia el cerro donde está enclavada la “Santísima Cruz del Toreo”, no piensen que está cerca de la casa y sus anexos, para nada, hay que caminar algunos kilómetros, que se hacen nada al compás de los cohetes que retumban en el celeste cielo, llenó de sol.

Al llegar al cerro, nos recibe la imponente “Cruz del Toreo”, adornada con su manto, y todos los trastos que se utilizan para la lidia de un toro bravo, así como también los detalles del caballo peruano de paso y el gallo de pelea. Se van acomodando los adornos, mientras los fieles suben a ella, donde el sacerdote, va oficiar la Santa Misa, liturgia muy especial, y que esta ocasión se recordó a personas muy queridas del ambiente taurino recientemente fallecidas, especialmente al novillero Renatto Motta y al aficionado Oscar Ballón.

De regreso, todos nos volvemos a reunir en los anexos a la plaza de tientas, para disfrutar de un tentadero, cuatro becerras y un novillo, fue el banquete taurino. Todas ellas salieron cumbres para el toreo, tanto de los matadores, como de los hacen tapia. El novillo fue bravísimo, con motor, y el matador Emilio Serna lo toreó muy bien.

En las becerras participaron el matador Fernando Roca Rey, Gabriel Tizón, Flavio Carrillo, y tuvimos la suerte de “repasar” Juan Manuel Roca Rey, Raúl Aramburú y su hijo Vasco, quien escribe estas líneas, entre otros y a caballo como tentador, el padrino, Fernando Puga Abad.

La tarde va transcurriendo entre olés y buena música taurina mientras se torea, además de una que otra voltereta en tono menor. ¡Que buenas becerras!

El almuerzo, ese es otro tema, gastronomía peruana, en su máxima expresión. Particularmente, y como ya conozco el tema, tres días antes, como menos que San Francisco de Asís, porque me voy mentalizando en los “GARBANZOS”, únicos, incomparables, receta mágica, hechos a fuego lento, en perol bronce que tiene más de cien años. Frejoles, cau cau, seco de carne, olluquito, arroz, ensaladas, todo del más alto nivel culinario. Cierra la corrida, los dulces, alfajores de varios tipos, y por supuesto, si de criollismo se trata, los picarones son el broche de oro de este festín al paladar.

La noche va entrando y todos reunidos en el precioso y acogedor jardín para un mano a mano musical y de talentos que nos estaba previsto en el guión, entre los aficionados y los taurinos, valgan verdades los taurinos estuvimos siempre en la delantera, jajaja!!!, pero al final quedó en empate.

Los que regresamos a Lima, nos vamos despidiendo, con la ilusión de volver el próximo año, para vivir nuevamente con fe y devoción la fiesta en honor a la “Santísima Cruz del Toreo de Camponuevo”.

Gracias al maestro Rafael, y a toda su familia por darnos un refugio taurino, lejos de todo aquello que a veces nos separa, porque “Camponuevo”, es y será…”El Santuario del Toro Bravo en el Perú”.

Ir al listado de noticias y crónicas
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Tauromaquia
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.