. . . .
Noticias y crónicas
  Venta de caballos  
Anécdotas   Reglamentos de los concursos  
Entrevistas   Diccionario  
Reportajes   Principales concursos  
26 de Setiembre de 2018
Resultados de consursos
    Artesanos
Chalanes     Sanidad
Criadores y propietarios     Arte
Criaderos     Tienda virtual  



EL DIESTRO GOMEZ DEL PILAR SALIO POR LA PUERTA EN LA SEXTA TARDE DE CUTERVO AL INDULTAR UN TORO DE LA GANADERIA DE JUAN BERNARDO CAICEDO.
2016-06-29 23:06:05
por: MANUEL GONZALEZ DELGADO

Se le otorgaron las dos y rabo al toro del que indultó y una de su primero, en tarde de apoteosis para el diestro español.

En tarde excesivamente ventosa y mucho frio se realizó la sexta de abono de la Feria San Juan Bautista de Cutervo, en donde se lidiaron seis astados de la ganadería de Juan Bernardo Caicedo de Colombia. Todos los bureles muy bien presentados y cuatro de ellos realmente fueron buenos, con mucha toreabilidad y nobleza. El primero de la tarde, fue un toro con mucho sentido, sobre todo por el pitón derecho y el cuarto un jabonero que era bastote, pero sin malas ideas y de embestida sosa. El sexto, un toro de gran calidad, fue indultado con merecimiento.

Hubo una época, en la cual cuando el toro, medio que no embestía, los toreros optaban por “pasaportarlos” muy rápido, casi sin arriesgar un alamar. Hoy en día eso sería casi imposible de ver en las corridas de importancia en el Perú. Los tres espadas, Juan Leal, Emilio Huerta y Gómez del Pilar, dieron todo de su tauromaquia para agradar a un público que llenó en tres cuartos de entrada el aforo de la plaza de toros Jorge Piedra Lozada. Es evidente que no se les puede ver con los ojos que apreciaríamos a una figura del toreo, sino de toreros emergentes con pocas oportunidades en España y que vienen a las provincias al Perú, para sentir de una manera espontánea y natural el mismo cariño que podrían sentir las figuras toreo. Por ello, y en el contexto en el cual nos encontramos, siempre pienso que hay ver los toros de acuerdo a la realidad donde se desarrollan, y con esos parámetros hacer los comentarios respectivos.

 

El francés Juan Leal, estuvo desafortunado en el lote que le correspondió, un primer toro con sentido, a pesar de ello el diestro se entregó al extremo de recibir dos fuertes enganchones. Se notaba sus ansias de triunfo, las cuales no pudo coronar en su segundo porque le tocó un mulo por toro, grande soso, sin peligro, pero con cero de transmisión, hizo lo máximo que pudo, pero no había forma de redondear. Probablemente por su empeño, si no hubiese estado fatal con la espada, le hubiese cortado una oreja, porque se notaba que la deseaba fuertemente.

 

El matador Emilio Huerta, un torero que dejó claro su concepto de buen toreo, de torero de clase, de detalles. Dio una merecida vuelta a su primero, por una faena importante basada en derechazos y naturales, corriendo la mano. Tuvo momentos interesantes durante la tarde, sobre todo en segundo, un toro que con gran desacierto la presidencia lo dejó sin picar tras tumbar al caballo. El diestro prácticamente tuvo que ir sometiendo la violencia y poder de sus embestidas con buena técnica, al quedarse crudo, el toro casi no humillaba, felizmente Emilio Huerta le plantó cara y realizo una labor de peso e importante, con la espada no estuvo con suerte.

Gómez del Pilar, un torero bullidor, de pasión, de entrega total. Recibió sus dos toros a porta gayola, como si este triunfo le abriera las puertas de muchas plazas, lo que se llama “vergüenza torera”, siempre con ganas de que los aficionados estuviesen pendientes de su labor, no dio espacio a que los neófitos, que también ocupan localidades se aburran. En su primero variado con el capote, lances a la verónica, chicuelinas, revoleras. Lo recibió con muletazos por bajo, rodilla en tierra, marcándole el camino correcto, para luego seguir con derechazo y naturales. Cortó una oreja.

En su segundo un gran toro de Caicedo, lo supo aprovechar de principio a fin, sabía que tenía la posibilidad de un gran triunfo porque el toro así se lo indicaba a cada momento y el diestro Huerta no la desperdició. Su labor fue intensa y de entrega total, y el premio de las dos orejas y rabo simbólicos fue justo. La emoción del torero fue grande al acercarse a las tablas. Salió a hombros por la Puerta Grande
Ir al listado de noticias y crónicas
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Tauromaquia
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.