. . . .
Noticias y crónicas
  Reportajes gráficos  
Anécdotas taurinas   Reglamentos taurinos  
Entrevistas   Diccionario taurino  
Reportajes   Cirugía taurina  
25 de Setiembre de 2018
Estadística nacional
    La tauromaquia y el arte
Toreros peruanos   Sociales  
Ganaderías peruanas     Grandes Faenas  
Entidades taurinas     Tienda virtual  



TAUROMAQUIA: LA MISTICA EN EL TOREO.
2011-08-22 21:46:40
por: DR. LUIS MIGUEL LEON.

Razón de ser de un arte incomparable.

Un artículo realmente excepcional escrito por el Dr. Luis Miguel León Luna.


Hace unos días un amigo que recién se inicia en su afición a los toros me preguntaba qué era lo que en mi opinión resultaba tan atractivo de nuestra fiesta y, sinceramente, muchas cosas pasaron en ese instante por mi cabeza para intentar responder a dicha interrogante, hasta que advertí que quizás el objeto de su inquietud podía resumirse en un concepto que, si bien podría resultar algo etéreo, termina siendo particularmente descriptivo de lo que encierra la tauromaquia: la mística. 

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define el término “mística” de diversas maneras: (i) parte de la teología que trata de la vida espiritual y contemplativa y del conocimiento y dirección de los espíritus; (ii) experiencia de lo divino; y, (iii) expresión literaria de esta experiencia. 

Pues bien, más allá de la diversidad de acepciones que posee el referido término, lo cierto es que el sentido de éste involucra al misterio, la espiritualidad y la sensibilidad, todo ello muy vinculado a la esencia de la fiesta de los toros, lo que la hace un arte verdaderamente incomparable.


Y es que no cabe duda alguna sobre el altísimo nivel de mística o espiritualidad que rodea al mundo del toro y, por ello, sería interminable intentar enumerar cada momento o detalle que evidencian tal situación. Así, la devoción del ganadero para la crianza de sus animales, el ritual del torero al vestirse de luces o al momento de rezar en la capilla de una plaza de toros, el inicio del paseíllo con los protagonistas de la corrida deseándose suerte y santiguándose para implorar ayuda divina, el silencio sepulcral de los espectadores en los tendidos mientras aprecian una faena o el respeto reverencial de los subalternos hacia su matador son sólo algunas manifestaciones de esa mística que rodea a una corrida de toros y que hacen de ella un espectáculo tan distinto a los demás.

Para apreciar la singularidad de la tauromaquia en contraste con otro tipo de expresiones artísticas, basta simplemente advertir el hecho de que los protagonistas de una corrida de toros ponen en riesgo su vida en cada tarde y, prueba de ello, resulta el hecho del trágico final que tuvieran algunas grandes figuras del toreo a lo largo de la historia. Pues bien, creo que ese coqueteo con la muerte le imprime al mundo del toro esa mística tan especial antes comentada y redunda en la seriedad y solemnidad que existe en torno a él a través de diversas manifestaciones.

¿Y cómo viven esa mística los toreros dentro de una plaza de toros y en su vida profesional en general?. El periodista y escritor español Rubén Amón en su obra “No puede ser y además es imposible” recoge algunos episodios interesantes en un capítulo que lleva un título particularmente sugestivo: “Proezas, éxtasis, orgasmo… y pesadillas”, en el cual se narran las sensaciones experimentadas por diversos toreros durante aquellos momentos de intimidad en los cuales se encuentran frente a la cara de un toro y pueden cuajar una faena a gusto. Así, Amón sostiene lo siguiente:

“Los toreros son de otra «encarnadura». Una manera de definir la vocación y el misterio de quienes arriesgan las carnes a cambio de experiencias sublimes. Algunos matadores evocan el orgasmo a propósito de las sensaciones que experimentan en el ruedo. Otros mencionan el estado de abandono corporal. Redundando en la definición que Fernando Arrabal hizo de Morante de la Puebla: «Cuando torea el maestro se deja el cuerpo en el burladero». Luis Francisco Esplá prefiere hablar de un «estado de gracia». Una dimensión de paz, misticismo y de asombro que reconoce haber vivido únicamente en tres ocasiones (…) sintió que el cuerpo se elevaba de la arena y que se veía a sí mismo desde afuera, en plan de «crisis mística». (…) La vida se despoja de alicientes cuando el traje de luces se instala en el armario. Desaparece la pasión, la euforia, el pánico, la cornada, el delirio, la muerte, la creatividad, el público, la incertidumbre, el oro, la oscuridad. Así se explica el recurso de las reapariciones y se entiende el grado de insatisfacción del matador jubilado, a no ser que la alternativa del campo, de la ganadería o del apoderamiento entretenga las frustraciones”. 

De esta forma, aunque parezca difícil de entender, así viven los toreros ese mágico momento de abstracción y desafío a la muerte que representa enfrentarse a ese imponente animal llamado toro de lidia; y esa es precisamente la mística del toreo, esa constante confluencia entre el arte, el peligro, el valor, la técnica y la emoción, todo lo cual se resume en esa especie de halo mágico o profunda espiritualidad que inspira la tauromaquia en cada una de sus múltiples expresiones.

Tengo el pleno convencimiento de que nuestra fiesta perdurará incólume en el tiempo, en la medida de que no se pierdan sus valores esenciales y, precisamente uno de ellos, es esa magia envolvente que distingue a los toreros de los demás artistas y a una corrida de toros respecto de cualquier otro espectáculo. Mientras todo ello se mantenga, el misterio del mundo del toro seguirá atrayendo a cada vez más gente deseosa de descubrirlo y, por eso, a aquellos que amamos esta fiesta nos corresponde intentar transmitir tal misterio a quienes se acercan a la tauromaquia y, aunque habrá quienes seguramente encuentren rasgos de locura en ello, otros sí comprenderán todas las sensaciones que el toreo es capaz de inspirar.

Ir al listado de noticias y crónicas
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Caballo peruano de paso
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.