. . . .
Noticias y crónicas
  Reportajes gráficos  
Anécdotas taurinas   Reglamentos taurinos  
Entrevistas   Diccionario taurino  
Reportajes   Cirugía taurina  
19 de Junio de 2018
Estadística nacional
    La tauromaquia y el arte
Toreros peruanos   Sociales  
Ganaderías peruanas     Grandes Faenas  
Entidades taurinas     Tienda virtual  



SE HABLA, SE ESCRIBE Y SE COMENTA SOBRE LA LLEGADA A ESPAÑA DE DON ALBERTO BAILLERES, EL MULTIMILLONARIO MEXICANO QUE VIAJA AL ANTIGUO CONTINENTE A SER AMO Y SEÑOR DE LA FIESTA.
2015-02-19 19:04:24
por: ABC.ES / MADRID / Andrés Amorós.

Diversos artículos publicados en el ABC de España, que le darán una mejor idea sobre este tema que tanto ha conmocionado al planeta taurino.

Desembarco en España de lamayor fortuna taurina del mundo

Día 15/01/2015 - 22.54h

Histórica fusión Internacional por la Tauromaquia

de la empresa mexicana de Bailleres con Casas y Cutiño para fortalecer el sector

Ha nacido FIT, Fusión Internacional por la Tauromaquia, en la que se aglutinan tres banderas: México, España y Francia, colores para defender una divisa universal, la Fiesta. Alberto Bailleres, José Cutiño y Simón Casas conforman esa terna, «abierta a la unión con otras empresas y entidades». Todo bajo la presidencia de Bailleres, lasegunda fortuna de México según la revista Forbes y la mayor del mundo en el ruedo taurino. «Don Alberto no viene a por el dinero, que nadie piense eso, no lo necesita. Le mueve su amor a la Fiesta», se comentaba entre algunos profesionales en los corrillos que se formaron tras la rueda de prensa. Otros lo miraban con ojos de «peligroso monopolio».

Bailleres, presidente del Grupo BAL -que engloba comercio (es dueño del Palacio de Hierro, una especie de Corte Inglés), metalurgia, finanzas, etcétera-, capitanea Espectáculos Taurinos de México(Etmsa), una sociedad con más de cuarenta años de experiencia que maneja las riendas de la Monumental de Aguascalientes, Guadalajara, Monterrey, Ciudad Juárez, Mérida, Irapuato, Acapulco, el coliseo Yucatán y Aguascalientes San Marcos. Con su desembarco en España, que sus socios dejaron claro que no es con afán de monopolizar, sino de defender, promocionar y reestructurar la Fiesta, la nueva plataforma FIT contará también con los cosos del francés Casas y del sevillano Cutiño: Valencia, Málaga, Zaragoza, Córdoba, Olivenza, Badajoz, Alicante, Almendralejo, Zafra, Don Benito y el coliseo galo de Nimes, una de las joyas de esta «corona». Además, uno de sus objetivos es quedarse al frente de Vitoria y recuperar esta plaza, aspecto que se valoró entre los numerosos asistentes al acto de presentación. También dirigen lascarreras de toreros como Morante, Talavante, Hermoso de Mendoza (en México), Bohórquez, Luque y Ginés Marín.

Quitar el desasosiego actual

Abrió plaza Antonio Barrera, apoderado de Morante de la Puebla y representante de Etmsa en España, que reiteró su «compromiso con la Fiesta, que queremos fortalecer aún más». El objetivo de esta unión de fuerzas: «Poder llevar a cabo un proyecto comprometido y firme, que logre quitar el desasosiego actual que vive el sector. Nos vamos a preocupar por defender, proyectar y exponer el toreo en toda su dimensión, para que así todo aquel que acuda a uno de nuestrosespectáculos puede disfrutar, aún más, de todas las sensaciones únicas que transmite el arte de torear».

Desde la empresa mexicana valoran «la profesionalidad, experiencia y confianza de la que gozan Casas y Cutiño, dos modelos empresariales que proyectan y cumplen las virtudes que más necesita el sector; solo hay que echar la vista atrás y coincidiremos en que sus plazas tienen un fuerte poder de convocatoria».

En la práctica, cada empresario seguirá gestionando cada una de sus plazas y llevando a cada uno de sus toreros, aunque todo aglutinado bajo esta FIT. Entre sus apuestas figuran también mejorar el modelo de gestión, crear un equipo de comunicación profesional y contar conjuristas y economistas experimentados «que velen por la defensa de la Tauromaquia en su conunto, para poderla proyectar así, libremente, con el respeto que merece, de cara al futuro». En su aplaudido discurso, Barrera se refirió a las administraciones públicas y a lareestructuración necesaria de la Fiesta. «Creemos que la FIT es una gran oportunidad para fortalecer el sector -glosó-, y así poder mostrar el arte del toreo en su totalidad, protegiéndolo de ataques externos. Basándonos siempre en defender a ultranza los derechos artísticos, culturales, tradicionales y ecológicos de la Tauromaquia».

En su broche, hizo alusión las palabras navideñas del Rey: «Sentir y sentirse respetados en su propia personalidad, cultura, tradiciones, lenguas e instituciones, aportar los mejor de sí mismos en beneficio de todos». Y remató el representante de la empresa azteca: «Esperemos, Dios nos ayude, para que todas esas buenas intenciones, fusionadas, sean realidad muy pronto».

Necesidad económica

A esas buenas intenciones se refirió Simón Casas, con su verbo apasionado en la defensa cultural de un arte único. Al finalizar la rueda de prensa, el empresario galó reconoció a los periodistas que «el potencial económico» de Alberto Bailleres era imprescindible para esta fusión. «Si no tengo apoyo económico, no hubiese podido continuar en la Tauromaquia», aseguró. «No solo la Tauromaquia está en quiebra, sino otros muchos, pero además ahora existe una crisis económica y otra de valores, de valores sociológicos. La crisis obliga a crear esta fusión, y obliga a ampliar esta fusión, no solo a nivel económico, ni intelectual».

¿Un monopolio? «No lo queremos. Además, Cutiño y yo no somos hijos de nadie del toro, hemos creado nuestro propio camino y ahí están los resultados. Pero, ojo, las grandes multinacionales funcionan y la economía está globalizada, como ocurre con los ataques antitaurinos, que están globalizados». «No digo que la FIT sea la salvación del toreo -añadió-, pero sí digo que si no hay salvadores se acaba la Tauromaquia, porque somos inadaptados al movimiento sociológico y no tenemos economía propia ningún empresario».

Cutiño habló con sensatez y realismo de la ardua situación actual, aunque prefirió no hablar del reparto accionarial. ¿Una absorción por parte mexicana de las empresas europeas? «No, nosotros somos socios de la FIT, cada uno en proporción de las empresas que lleva. No varía la estructura, ni el modo de trabajar, ni de contratación. Pero ahora tendremos los medios necesarios para llevar a cabo las ideas, como lapromoción de los jóvenes valores».

¿Las Ventas está al fondo de este paisaje? «Bastante tenemos con lo que tenemos. El objetivo es consolidar las plazas que tenemos y las que queremos recuperar; en un futuro, Dios dirá, pero en el presente no. En la mente de cualquier empresario figura llevar la plazas más importantes, y lógicamente Madrid lo es. Pero en absoluto esta unión tiene ese objetivo». La meta: «Fortalecer el sector». Todos bajo una filosofía común, «el amor y la pasión por la Tauromaquia para potenciar su futuro». Los proyectos son muchos, las acciones a desarrollar aún están germinándose. El tiempo será el verbo que refleje los logros.

Numerosos asistentes


Alberto Baillères, el multimillonario discreto

El segundo hombre más rico de México desembarca en España en el negocio taurino

El mexicano Alberto Baillères González lleva mucho tiempo involucrado en el mundo de la Fiesta Brava a este lado del Atlántico. Antes de la plataforma Fusión Internacional por la Tauromaquia(FIT), que acaba de crear junto a José Cutiño Simón Casas para gestionar plazas en Francia, México y España, Baillères le había comprado a Fernando Domecq la ganadería de Zalduendo y a Miguel Báez «El Litri», la finca cacereña «Los Guateles». Desde hace un año, además, tiene la exclusiva mundial de los contratos de Morante de la Puebla.

La afición a los toros la lleva Baillères en la sangre. Aunque nació en la ciudad de México, procede de una acomodada familia de Guanajuato que ya poseía haciendas de reses bravas a principios del siglo XIX. Dueño también de las ganaderías de Begoña, San Miguel de Mimiahuapam, Santa Teresa y San Martín, su empresa Espectáculos Taurinos de México (Etmsa), la mayor del gremio, posee las plazas de Monterrey, Guadalajara, Aguascalientes, Acapulco, Guanajuato, Irapuato, León y Ciudad Juárez, y gestiona la Monumental Mérida y el Coliseo Yucatán.

Monumental patrimonio

Etmsa es, sin embargo, sólo una pequeña parte del emporio de Alberto Baillères, segundo hombre más rico de México –por detrás deCarlos Slim– y trigésimo segundo del mundo, según la revista «Forbes», con un patrimonio cercano a los 21,000 millones de dólares. Su mastodóntico Grupo Bal abarca empresas del ramo de la minería, la metalurgia, los seguros, las finanzas, el comercio, la moda y el sector agropecuario, entre las más conocidas, la aseguradora GNP–la más grande y antigua del país–, la minera Piñoles –propietaria de la mayor mina de plata del mundo, Fresnillo, explotada desde el siglo XVI– y El Palacio de Hierro –una suerte de El Corte Inglés mexicano-. También es miembro de los consejos de administración del banco BBVA Bancomer, Televisa, FEMSA y Grupo Kuo, entre otros.

A pesar de ello, Baillères pasa por ser una persona discreta. Sus amistades coinciden en calificarlo como una persona sencilla, afable, a la que no le gusta alardear de su posición y cuyos placeres conocidos, además de los toros, son el arte, la caza y la navegación. ¿El rasgo principal de su carácter? «Muy derecho: lo que dice lo cumple», dice alguien cercano a él. Estudiante durante su adolescencia en la Academia Militar Culver, Indiana, donde ingresó a los 15 años sin saber inglés, la disciplina marca su quehacer cotidiano. Patriarcal y proteccionista, está dispuesto a pagar la formación completa de sus empleados predilectos, pero requiere a cambio gente entregada en cuerpo y alma, para bien y para mal, a sus proyectos.

Dueño del Palacio de Hierro

Baillères, licenciado en Economía con tres menciones honoríficaspor el ITAM (Instituto Tecnológico Autónomo de México), la universidad que fundó su padre, se disponía a estudiar un posgrado en la London School of Economics cuando su hermano mayor murió en un accidente de tráfico. Entonces, a los 27 años, se convirtió enheredero del Grupo Cremi (acrónimo de «Crédito Minero»), el conglomerado que fue construyendo su padre, Raúl, desde los años veinte del siglo pasado, cuando fundó una empresa dedicada a lacompra-venta de metales preciosos. Raúl Baillères aprovechó bien los aires nacionalistas que propició la Revolución y compró compañías extranjeras, como El Palacio de Hierro o la Cervecera Moctezuma, para hacerlas cien por ciento mexicanas. Una caída accidental provocó la muerte del patriarca en 1967 y convirtió al joven Alberto en el amo de un gigante que entonces controlaba quince empresas. Bajo su mando, las firmas se convirtieron en nueve, renombradas como Grupo Bal, y el negocio familiar no sólo se consolidó, sino que creció de manera exponencial –posee una fortuna diez veces mayor que la que amasó su padre-.

Doctor honoris causa por el ITAM por su contribución al desarrollo de la educación superior en el país, sus conocidos destacan sin dudar su labor filantrópica: no sólo continuó apoyando la obra de su padre en su alma máter, una de las más prestigiosas universidades privadasde México, sino que también, por ejemplo, creó la Fundación Mexicana para la Salud, y tampoco se ha olvidado de las cuestiones ecológicas: junto a una de sus minas propició un parque construido a base de los desechos de la extracción de minerales.

Muy creyente

Habiendo apostado fuerte siempre al negocio minero, la diversificación de sus operaciones y su conducta prudente han protegido su fortuna, a pesar del brutal descenso del valor de la plata en los últimos años.

De profundas convicciones católicas –«muy creyente y muy practicante», lo definen–, es un hombre muy apegado a su mujer,Teresa Gual, con la que aparece con frecuencia fotografiado en papel cuché, y a sus hijos, especialmente a la única mujer entre ellos, María Teresa, «la perla de la familia», como él la llama. La fe le ayudó en el trance de perder a uno de sus siete hijos, Mauricio, hace justo un año, de un infarto de miocardio. Del resto –Alberto, Alejandro, Juan Pablo, Raúl y Xavier–, tres trabajan en distintas corporaciones de la familia: Raúl es gerente del Grupo Bal, Juan Pablo maneja las ganaderías y Alejandro dirige GNP.

A sus 83 años, sin embargo, Alberto Baillères no presenta visos de querer jubilarse pronto. La colosal operación FIT es buena muestra de ello.

¿Qué busca Alberto Baillères en España?

Día 18/01/2015 - 22.12h

Es legítimo que persiga réditos. Para ello, el mejor camino pasa por las plazas de toros de Sevilla y Madrid

La entrada en el negocio taurino español de un magnate mexicanodebe ser recibida con agradecimiento y esperanza. Nuestros empresarios podían haber hecho lo mismo y no lo han hecho; probablemente, por falta de visión y temor a los antitaurinos.

Gracias a Baillères, Casas y Cutiño podrán seguir abordando –y ampliar– unas gestiones empresariales que, sin ese dinero, serían inviables. El propio Simón Casas lo ha dicho repetidamente. Los aficionados hacen listas de las Plazas, las ganaderías y los toreros incluidos en la llamada Fusión. El riesgo de monopolio existe y es siempre malo pero la concentración empresarial parece inevitable.¿Dónde estará el límite? En la actitud que adopten las figuras que no forman parte de este grupo. También temen los aficionados una Fiesta disminuida, en el toro y en la seriedad: lo que vemos todos los domingos, por televisión, desde la Plaza de México.

Más allá de las fotos

Además de dinero, un grupo empresarial fuerte puede aportar a la Fiesta algo que necesita absolutamente: organización sólida, promoción, defensa jurídica, imagen... Ahora mismo, si el Ministerio de Cultura desea consensuar algo con el sector taurino, no sabe con quién tratar, más allá de las fotos con las figuras.

Esa inversión no espera beneficios económicos a corto plazo. Pero es legítimo que, además de ayudar a la Fiesta, busque réditos: de imagen y de apertura a algunos mundos. (Igual que sucede en el fútbol). Para ello, el mejor camino pasa por las Plazas de Sevilla y Madrid. Es lógico que este proyecto mire a las dos, a medio plazo (cuando venzan los contratos de sus actuales gestores). Se confirma ahora lo que antes tantos negaron: el interés mexicano por Sevilla. Eso es lo que estaba detrás del plante de cinco figuras. Pero equivocaron la estrategia y los plazos.

¿Cuánto tiempo se mantendrá esta inversión? Un empresario de éxito sabe de sobra hasta cuándo le conviene perder dinero. El anuncio se ha quedado, por ahora, en los grandes propósitos: faltan todos losplanes concretos. Y ver los resultados. Sigue viva la frase evangélica: «Por sus frutos los conoceréis».

Ir al listado de noticias y crónicas
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Caballo peruano de paso
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.