. . . .
Noticias y crónicas
  Reportajes gráficos  
Anécdotas taurinas   Reglamentos taurinos  
Entrevistas   Diccionario taurino  
Reportajes   Cirugía taurina  
10 de Diciembre de 2018
Estadística nacional
    La tauromaquia y el arte
Toreros peruanos   Sociales  
Ganaderías peruanas     Grandes Faenas  
Entidades taurinas     Tienda virtual  



ANDRES ROCA REY ABRIO LA PUERTA GRANDE DE “LAS VENTAS” DE MADRID, Y SE CONSAGRO. EN SU GESTA RECIBIO TRES CORNADAS DE PRONOSTICO RESERVADO QUE NO LE IMPIDIERON SALIR POR LA PUERTA GRANDE.
2015-04-19 18:02:32
por: Las Ventas.

El Perú entero se siente orgulloso de nuestro torero que apunta a figura de la novilleria.

Que contentos podemos estar todos del gran triunfo del novillero peruano Andrés Roca Rey este Domingo 19 de Abril 2015 quien abrió salió por la Puerta Grande de la plaza de toros de Madrid, una fecha histórica, que desde ahora todos recordaremos. Enhorabuena TORERO.

La imagen del torero, saliendo con la bandera peruana por la Puerta Grande, es un símbolo que emociona y debería ser la portada de todos los diarios de la capital.

Los dejamos con toda la información de la página oficial de “Las Ventas”.

El peruano Andrés Roca rey por la Puerta Grande from Plaza de Toros de Las Ventas on Vimeo.

El peruano Andrés Roca Rey ha salido por la Puerta Grande de Las Ventas el día de su presentación en Madrid después de cortar una oreja de cada uno de sus novillos y tras dos faenas de entrega, valor y decisión máxima. Sufrió una fuerte voltereta en el tercero y acabó cogido por el sobrero sexto. Roca Rey, variado con el capote, superado por sus propias ganas a veces, encontró en sus dos novillos la forma de llegar al tendido, con muletazos largos y estimables en ocasiones. Mató con decisión y eficacia a sus dos oponentes.


Roca Rey

Una oreja

Una oreja con un aviso

Picadores
MANUEL MOLINA
JOSÉ MANUEL QUINTA

Banderilleros
FRANCISCO MANUEL DURÁN
JUAN JOSÉ DOMÍNGUEZ
ERNESTO CABALLERO

Tres heridas por asta de toro una en cara posterior tercio medio muslo derecho de 5cm que afecta aponeurosis de músculos isquiotibiales, otra en el tercio superior de la cara externa de la pierna izquierda de 3 cm, que afecta a la piel y al tejido celular subcutáneo. Y una tercera que produce desgarro en escroto y pene. Contusiones y erosiones múltiples. Es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza de toros, pasando a cargo de La Fraternidad al Hospital San Francisco de Asís. Pronóstico reservado. Fdo Dr García Padrós.

l peruano Andrés Roca Rey ha salido por la Puerta Grande de Las Ventas el día de su presentación en Madrid después de cortar una oreja de cada uno de sus novillos y tras dos faenas de entrega, valor y decisión máxima. Sufrió una fuerte voltereta en el tercero y acabó cogido por el sobrero sexto. Roca Rey, variado con el capote, superado por sus propias ganas a veces, encontró en sus dos novillos la forma de llegar al tendido, con muletazos largos y estimables en ocasiones. Mató con decisión y eficacia a sus dos oponentes.

Tomás Angulo dio una vuelta al ruedo a la muerte del cuarto de la tarde, un novillo con calidad por el pitón derecho, al que instrumento una faena irregular pero de gran decisión y al que mató de estocada caída y atravesada. David de Miranda saludó una ovación en el segundo, un novillo desclasado y descompuesto, y aplausos en el quinto, un novillo muy castigado en varas, que se empleó mucho en un derribo espectacular y llegó muy flojo a la muleta.

Novillada seria y con romana de La Ventana del Puerto, de la que destacaron el mencionado cuarto y el tercero. También la prontitud y repetición del sobrero de José María López.

 

LA CRONICA DE JOSE MIGUEL ARRUEGO DE MUNDOTORO.

JOSÉ MIGUEL ARRUEGO

Madrid (España). Sale Roca Rey lanzado de Madrid. Su etiqueta de esperanzadora promesa la canjeó de golpe por otra de firme realidad con una tarde deslumbrante de capacidad y ambición. Tremenda la tarde del peruano -que bien le viene por cierto este éxito al toreo hispanoamericano- con un lote que, por serio y exigente -como toda la novillada- fue el ideal para constatar que el limeño no va de farol. Se arrimaron como perros también sus dos compañeros de cartel, Tomás Angulo y David de Miranda. No perdonaron un quite, rivalizaron con la tela rosa, incluso el extremeño debió irse a su casa, además de con el fuerte porrazo del primero, con una oreja del cuarto que con creces mereció. Cuando uno predica y pregona su afición a los toros, lo hace por ver tardes como esta. 

Adquiría antigüedad la ganadería de La Ventana de El Puerto. El segundo hierro de Lorenzo Fraile, entroncado en El Raboso vía Carlos Charro, trajo a Madrid un lote muy en el tipo de su encaste, alto, con caja, volumen y romana. Una corrida de muchos sitios que además supuso un examen nada sencillo para una terna a la que pilló con la lección aprendida. Del envío charro los dos primeros fueron los de menos cualidades, y el cuarto, el de virtudes más ponderables, porque tuvo recorrido y calidad. El tercero, con menos clase, en cambio transmitió más, mientras que la nobleza que esbozó el burraco quinto no pudo desarrollarla por su falta de fuerza. 

Ya en un quite al segundo había dejado claro Roca Rey, que además se presentaba en Las Ventas, que no había venido a cortar el cupón, y volvió a dejar su sello en el colorado tercero, alto y estrecho de sienes. Quitó de modo variado y versátil y apostó por no castigar al de La Ventana en el caballo. Así le llegó con más brío al último tercio pero también con más temperamento. Aprovechó el torero la movilidad primero para someter al novillo en dos series de gran intensidad y aguantó luego su carácter, además de una voltereta tremenda que lo pudo partir por la mitad cuando se echó la muleta a la zurda. Mermado físicamente tiró de raza el torero para rematar su faena, que rubricó de una estocada de rápido efecto antes de amarrar una oreja importante.

El sexto fue un sobrero de José María López muy astifino, tremendamente exigente, que embistió por la determinación con la que se puso Roca Rey. Sin una duda. Sin una pausa. Sin una prueba. El engaño por delante y muletazos de mucha hondura y sometimiento. Tuvo estructura la faena, ligazón y hasta momentos de inspiración en los remates, porque el peruano, además de arrestos, tiene facilidad y el toreo le fluye. Hasta dos volteretas le costó su gallarda manera de buscar la Puerta Grande, dos cogidas de impresión y tres cornadas, calificadas de pronóstico reservado que no mermaron su coraje ni le impidieron salir en hombros. Media estocada le sirvió de salvoconducto a la gloria.

Angulo también ameritó con creces la oreja del cuarto. Largo y cornidelantero, fue el de mejor son de toda la novillada. Angulo David de Miranda se enseñaron el colmillo en quites y luego en la muleta el torero extremeño volvió a exhibir, como había hecho en el primero, su concepto clásico, muy asentado, tirando con mucho aplomo de la embestida del animal. Faena de gran consistencia y entidad, con series de mano baja -hubo una con la derecha ligada a un cambio de mano extraordinaria- que, quizá por la austeridad y la ausencia de pirotecnia con que describe el toreo el pacense, ni terminó de valorarse ni de ser tenida en cuenta. Dio la vuelta al ruedo tras petición insuficiente. 

Ya en el primero de la suelta, alto, algo zancudo, que marcó pronto querencia, apretando para dentro y sin descolgar nunca en los engaños,Angulo enseñó que es mejor torero de lo que dicen sus números. A la muleta llegó el toro muy montado, sin entrega ni humillación. El que sí se entregó fue el novillero, que ya entonces mostró buen oficio y un toreo clásico y asentado. Le metió en vereda por el derecho y aguantó las embestidas del animal con la zurda a costa de un severo revolcón. Ni un gesto, ni un aspaviento. Todo muy de verdad, como la estocada, soberbia. Hay que verlo de nuevo.

También merece la repetición el otro debutante de la terna, el onubenseDavid de Miranda. Buena tarde la suya, aún sin la resonancia del éxito. Su carta de presentación fue un quite por tafalleras al que partió plaza en las que no movió ni las pestañas. Luego en el segundo, largo de viga, volvió a competir en quites, como quedó dicho antes, con Roca Rey. Los dos se echaron el capote a la espalda y lo dos se pasaron muy cerca al deLorenzo Fraile, que en la muleta se movió protestando y sin clase. El torero de Trigueros exhibió un toreo vertical, de planta erguida y mucho aguante, aunque su apuesta, bernadinas de remate incluidas, tuvo escasa respuesta. Alto, suelto de carnes, el burraco quinto derribó en varas pero blandeó de manera evidente luego. Lo sostuvo con temple y delicadeza el torero, incluso le ligó pases a media altura con mucho mimo y cadencia, pero la imposibilidad de apretarlo restó ligazón, y por tanto continuidad a su labor. 

Plaza de toros de Las Ventas. Un cuarto de plaza. Novillos de La Ventana del Puerto, muy en el tipo del 'Raboso', serios, exigentes en distinto grado. De mejor y más claro son el cuarto, temperamental y con carácter el tercero, noble y sin fuerza el quinto. De menos opciones los restantes. Un sobrero de José María López (6º), serio, astifino, con nervio. Tomás Angulo, ovación y vuelta tras petición; David de Miranda, ovación y silencio; Andrés Roca Rey, oreja y oreja. Destacó en banderillas Fernando Pereira.
VIDEO DE MUNDOTORO

Ir al listado de noticias y crónicas
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Caballo peruano de paso
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.