. . . .
Noticias y crónicas
  Reportajes gráficos  
Anécdotas taurinas   Reglamentos taurinos  
Entrevistas   Diccionario taurino  
Reportajes   Cirugía taurina  
18 de Junio de 2018
Estadística nacional
    La tauromaquia y el arte
Toreros peruanos   Sociales  
Ganaderías peruanas     Grandes Faenas  
Entidades taurinas     Tienda virtual  



CRÓNICA DE UN GESTO TORERO.
2015-11-29 07:44:50
por: AFICIONPERU / PEDRO LEÓN MARTÍNEZ Y LUIS MIGUEL LEÓN LUNA

Se realizó la novillada en la que Joaquín Galdós se encerraría con seis novillos toros de Santa Rosa, los cuales estuvieron muy bien presentados -varios de ellos con más de 450 kilos, que es el peso reglamentario para corridas de toros- y en general dieron un buen juego, con alegría, peleando en los caballos y derrotando en los burladeros, lo que nos genera la ilusión de encontrar una ganadería con mucho futuro. Joaquín Galdós vistió de grosella y oro para este importante compromiso y fue ovacionado sonoramente por el público, el cual estuvo con él toda la tarde, reconociendo el gesto del novillero peruano de asumir un compromiso tan importante como éste, debiendo destacarse que la Plaza lució la mejor entrada en lo que va de la Feria pues había tres cuartos de su aforo ocupado.


Recibe con finas verónicas al bravo castaño corrido en primer lugar. Va bien al caballo y luego hay un quite de Galdós por chicuelinas que se ovacionan fuertemente. Brinda al público y la faena es aseada pero no termina de llegar al público a pesar de haber algunos muletazos de buena factura por ambos pitones. Mata de estocada ligeramente desprendida, recibiendo palmas tras culminar su labor. El segundo novillo es muy alegre y el peruano instrumenta algunas verónicas con el compás abierto de gran factura. Ejecuta un quite por chicuelinas que es ovacionado por el público. Empieza Joaquín su faena de muleta por derechazos citando de largo y está más metido en su labor, que es toda con la mano derecha y donde llega al público con mucha intensidad en ciertos pasajes, resaltando una serie muy lograda toreando despacio y con mucho arte, luego de lo cual en un desplante es volteado aparatosamente pero sin consecuencias. Se pasa de faena y tarda en matar por lo que el resultado de su actuación termina reduciéndose sólo a una ovación.


Al tercero -el más grande de la corrida-, lo recibe Galdós con una larga cambiada de rodillas, algunas verónicas y una media flexionando la rodilla, que fueron aplaudidas. A pesar del buen puyazo de César Caro, creemos que el peruano se apresuró pidiendo el cambio de suerte con sólo una vara, lo que hizo que el toro llegara derrotando arriba e incomodando al coleta, lo que se evidenció cuando al empezar el trasteo de muleta fue trompicado por el novillo, el cual, por cierto, era bastante mirón. Tras caer en la intrascendencia la faena de muleta, demora Galdós en matar, resultando silenciada su labor. Luego de un intermedio con una pareja bailando una preciosa marinera norteña en el centro del ruedo, sale el cuarto novillo de la tarde con el cual estuvo más entonado Galdós, recibiéndolo por verónicas y chicuelinas rematadas con una media. Tras un buen puyazo de David de la Barra y un tercio de banderillas sin mayor lucimiento, brinda Galdós a sus mentores españoles, los matadores Fernando Cámara y Ángel Gómez Escorial. La faena se inicia con ayudados por alto y luego es ejecutada básicamente con la mano derecha, logrando algunas tandas de gran suavidad y ligazón, aunque el trasteo va cayendo en cierta intermitencia. Mata de una estocada efectiva y se le concede una oreja.

El quinto es el menos bueno de los seis novillos y por ello no resulta habiendo nada rescatable ni en el capote de ni en la muleta, a la cual llega muy soso pese a haber recargado bien en los caballos. Tras haber brindado la faena a César Jiménez, mata de una estocada baja y es silenciada su labor. Para culminar el festejo, recibe Galdós al sexto con una larga de rodillas en el centro del ruedo y luego trata de parar al impetuoso novillo, logrando algunas verónicas rematadas con una media. Tras brindar al público, la faena se inicia con pases cambiados por la espalda que calientan al público, el cual esperaba que Galdós redondee el triunfo frente a su último enemigo. Sin embargo, la labor de muleta es aseada y con algunos buenos momentos pero sin llegar a romper. Mata de una buena estocada y se le concede una benévola oreja pedida con insistencia por cierto sector del público, pues al final el otorgamiento del apéndice terminó siendo protestado por otra parte del mismo. 

Buen gesto final el de Joaquín de negarse a salir en hombros, lo que demuestra que no ha quedado muy satisfecho de su actuación en señal de su vergüenza torera y honradez. Varios de los subalternos estuvieron bien con las banderillas –entre ellos, El Yuca y el Santi-, pero mención aparte merece Dennis Castillo, quien como siempre mostrando su categoría con los rehiletes, recibió una nueva ovación del público asistente. Finalmente, a continuación una breve síntesis de los ejemplares que se lidiaron en la novillada:

 

NOVILLO N°

NOMBRE

COLOR

PESO

NOVILLERO

1

242

“Desmayado”

Castaño

457

Joaquín Galdós

2

251

“Prestigioso”

Negro

439

Joaquín Galdós

3

239

“Tibetano”

Negro

476

Joaquín Galdós

4

248

“Condecorado”

Negro

Chorreado

411

Joaquín Galdós

5

241

“Garlino”

Negro

473

Joaquín Galdós

6

221

“Malagueño”

Negro

418

Joaquín Galdós

Ir al listado de noticias y crónicas
Por favor haga Click Aquí para descargar el plugin de Flash desde la página oficial del fabricante.
Inicio | Nosotros | Preguntas Frecuentes | Términos y condiciones | Contacto | Caballo peruano de paso
©2008 Aficiónperu. Todos los derechos reservados. Creado por Interactiva Studio.